La mejor manera de control es mantener al pueblo ignorante.

Estas son las referencias, artículos y libros relacionados con el
EPISODIO 4 de mi Podcast
“El Mito Del Colesterol”

Para ir al episodio haz click aquí.

Si prefieres leer, abajo está el enlace al librito que escribí. Es gratuito.

Referencias


Libros

  • Ignore the Awkward – Dr. Uffe Ravnskof
  • The Great Cholesterol Myth – Dr. Stephen Sinatra, Jonny Bowden
  • The Great Cholesterol Con – Dr. Malcolm Kendrick
  • Doctoring Data – Dr. Malcolm Kendrick
  • Eat Fat Get Thin -Dr. Mark Hyman
  • The Truth About Statins – Dr. Barbara H Roberts
  • Pure, White, and Deadly – Dr. John Yudkin
  • The Case Against Sugar – Gary Taubes
  • Fat Chance – Dr. Robert H. Lustig
  • Smart Fat – Dr. Steven Masley, Jonny Bowden
  • Big Fat Surprise – Nina Teicholz
  • The 30 day Heart Tune Up Plan – Dr. Steven Masley
  • The Paleo Cardiologist – Dr. Jack Wolfson
  • Deep Nutrition – Dr. Catherine Shanahan
  • Salt, Sugar, Fat – Michael Moss

Te recomiendo mucho para empezar:

  • The Great Cholesterol Myth – Dr. Steven Masley, Jonny Bowden

Es un libro fácil de entender con la ciencia completa, referencias y estudios.

Si quieres algo más científico, te recomiendo:

  • Ingore the Akward – Dr. Uffe Ravnskof
  • The Great Cholesterol Con – Dr. Malcolm Kendrick

Si quieres la historia con detalle de 10 años de investigación periodística alrededor de las arbitrariedades con las que se aprobó la Hipótesis del Colesterol te recomiendo:

  • Big Fat Surprise – Nina Teicholz
  • The Case Against Sugar – Gary Taubes

Si quieres enterarte de las artimañas de la industria alimentaria, también un trabajo de años de investigación, te recomiendo:

  • Salt, Sugar, Fat. – Michael Moss

Para información completa de los estragos que causan los aceites vegetales comestibles te recomiendo:

Deep Nutrition – Dr. Catherine Shanahan


Todos los libros enlistados están repletos de estudios científicos y artículos de referencia.
Si necesitas ayuda para decidir cuál leer, contáctame

No tengo vínculo económico con ninguno de los autores.


No te será difícil hacerte de un criterio propio después de leer estos libros.


Artículos

https://www.sciencedaily.com/releases/2016/07160712130107/htmhttps://sciencehistory.org

New York Times articles cited http://content.time.com/time/magazine/article/0,9171,1914974,00.html

https://chriskresser.com/the-diet-heart-myth-cholesterol-and-saturated-fat-are-not-the-enemy/

Inflammation, not cholesterol, is a cause of chronic disease
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/pmc5989484


Las grasas son indispensables para el correcto funcionamiento de todos tus sistemas
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23674795


know your fats
https://www.westonaprice.org/health-topics/know-your-fats/the-great-con-ola/


https://www.smallfootprintfamily.com/the-inconvenient-truth-about-canola-oil


Las grasas saturadas no son causantes de problemas cardiovasculares
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4490476/

**Compuesto en el aceite de uva puede ser causante de cáncer
https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11746-000-0203-5

Butter is not linked to heart disease, death and diabetes
http://time.com/4386248/fat-butter-nutrition-health/

Para avanzar en temas
de salud y bienestar
es imperativo estar informados.

¡Comparte la información!


Si quieres leer o compartir el episodio de forma escrita, aquí tienes el enlace al librito que escribí para descarga gratuita.

Incluye el Dogma de las calorías del episodio 3

La información es poder


Old perceptions die hard,
especially when money is at stake

Dr. Jeffrey Bland

¿Con cuáles grasas y aceites es mejor cocinar? Descarga gratuita.


¡Nos encontramos en el siguiente episodio!

Va por ti.

En este artículo

  • Un vistazo a tu sistema nervioso autónomo
  • La respuesta de tu cuerpo
  • Diferencia entre estrés puntual y estrés crónico
  • Cómo afecta tu salud
  • Estrés físico, psicológico (mental, emocional) y nutricional.

¿Cómo funciona el estrés?

Tu sistema nervioso autónomo es el que se encarga de hacer funciones involuntarias en tu cuerpo, es decir, sin que tú te lo propongas -en automático-

Está detrás de las funciones básicas de tu cuerpo y de la respuesta tanto al peligro como al placer.

Se divide en dos principales “brazos”: Simpático y Parasimpático.

El Sistema Nervioso Simpático

Es el que activa la respuesta al estrés, no importa el tipo de estrés.

A esa respuesta se le conoce como “fight or flight” “pelea, huye o paralízate”.

La forma en la que el estrés afecta el cerebro y tu cuerpo es cuando se inducen cambios biológicos:

La respuesta de tu cuerpo (fisiológica) resulta crítica para MEDIAR los efectos del estrés: Liberas neurotransmisores, hormonas, diferentes péptidos (proteínas), incluyendo moléculas inflamatorias y antiinflamatorias (citoquinas) ya sea en el lugar afectado (un golpe o una herida) o en todo tu cuerpo.

El estrés puntual

El estrés puntual se refiere a una situación específica.

Al escuchar un ruido fuerte: brincas, te detienes en seco y entras en un estado de alerta, mientras sientes los latidos de tu corazón a toda velocidad, pones especial atención al ambiente como si quisieras escuchar lo que no se escucha y ver lo que no se ve. No fue nada. El susto pasa, casi involuntariamente respiras profundo y sigues con lo tuyo. Tu corazón regresa a latir como de costumbre.

Cuando corres para no perder un avión, cuando vas a toda velocidad al rescate de tu hijo, vas a llegar tarde a una junta importante o cuando tienes un accidente, todos esos cambios biológicos suceden también.. 

Exactamente lo mismo sucede si estuvieras escapando de un animal salvaje que te persigue o corriendo por tu vida literalmente por la razón que sea.

Y lo mismo ocurre cuando entretienes pensamientos negativos o un mal recuerdo.

La respuesta de tu cuerpo, es la misma.

En una situación que tu cerebro considera de peligro, no importa cuál, reaccionas sin proponértelo y de formas que jamás creíste posibles.

Es la respuesta al estrés de tu cuerpo.

La respuesta de tu cuerpo al estrés

En el instante de la situación que tu cerebro percibe como peligrosa,
tu sistema nervioso simpático “se enciende”:

  • Tus pupilas se dilatan,  liberas  hormonas del estrés cortisol, adrenalina y norepinefrina, Estas hormonas inician toda una cascada de reacciones en tu cuerpo para prepararte para sobrevivir, para la acción.
  • Tu hígado manda a tu torrente sanguíneo glucosa para energía inmediata, tu páncreas inmediatamente libera insulina para colocarla en tus células. 
  • La sangre que normalmente circula en la parte central de tu cuerpo se va brazos y piernas, a los  músculos grandes que te ayudan a pelear o correr a toda velocidad, y a tu cerebro para que pienses rápido.  
  • Funciones como la digestión que no son necesarias en ese preciso momento para sobrevivir, se cierran.  Tu sistema gastrointestinal literalmente se cierra (es por eso que también se te seca la boca).
  • Tu sistema inmune se prepara para recibir una herida, entonces libera células responsables de reparación de heridas, pro y anti inflamatorias.
  • Tu cerebro funciona con la parte de supervivencia (el cerebro “reptiliano”) y no la parte de análisis y cordura (la corteza prefrontal cerebral).
  • Además, tu sangre se hace mas espesa, para coagular más rápido en caso de una herida.

Todo en cuestión de segundos.

Es una respuesta innata de tu cuerpo. Natural y completamente necesaria para tu supervivencia.

Innata quiere decir que es algo que traes “en tu programación”.

Es la respuesta normal
de un cuerpo saludable

El Sistema Nervioso Parasimpático

Una vez que pasa el susto, a través de la homeostasis o balance que tu cuerpo sabe crear, el sistema nervioso simpático se “apaga”, y se “enciende” el sistema nervioso Parasimpático.

Al sistema nervioso parasimpático se le conoce como “rest and digest” “descansa y digiere, reprodúcete y alimenta”).

Nada de lo que sucede en tu cuerpo en respuesta a un estrés puntual permanece, es decir, ni eres hipertensa porque el corazón se te aceleró, ni eres diabética por esa subida de azúcar, ni tienes una condición asociada a problemas digestivos o gastrointestinales.

El estrés crónico
el verdadero problema

Ahora vamos un poco más a lo cotidiano.

Imagina un día en el que te levantas, te ves al espejo y no te gusta lo que ves, por la razón que sea. De entrada y para empezar tu día ya te dijiste algo así como “me veo fatal” “que horrible estoy” o “qué gorda” o “qué ojeras” o “¡otro grano!” …

Preparas tu desayuno o tu café, se te cae encima y te tienes que cambiar de ropa, se te hace tarde, maldices y sales sin desayunar, te encuentras con un tráfico espantoso y alguien se te cierra, imposible no gritarle algo, después tú te le cierras a alguien y te insulta. El corazón se te aceleró más de la cuenta. Mientras suena el teléfono y recibes una mala noticia… Un mal día.

La respuesta fisiológica de tu cuerpo ante una situación tan cotidiana como esta, es la misma que cuando estás expuesta a un estrés puntual.

Tu cuerpo entró en un estado de supervivencia, desde que te viste al espejo. Literalmente.



Estrés crónico de bajo grado

La respuesta al estrés puntual absolutamente necesaria para nuestra supervivencia, sin esa respuesta no sobreviviríamos como especie. 

No fuimos diseñados para que sea una constante en nuestras vidas.

El problema es la repetición. La frecuencia de esos eventos estresantes, cuando se vuelve crónico.  Ahí es cuando estás en problemas.

La homeostasis (la capacidad de tu cuerpo de regresar o mantener un balance) se vuelve imposible. Y tu cuerpo entra en lo que se conoce como ALOSTASIS.

Problemas de hipertensión, resistencia a la insulina , desbalances hormonales, depresión, úlcera péptica, infertilidad, fatiga adrenal o fatiga crónica, infecciones recurrentes, desbalances de azúcar en sangre, diabetes, insomnio y serios problemas digestivos.

Tu cuerpo agresivamente va a dejar de dar prioridad a funciones que no son indispensables para sobrevivir como reproducirte, digerir o desarrollar músculo.

Lo mismo sucede cuando entretienes pensamientos negativos todo el día, no comes suficiente o comes muy pobre en nutrientes, o cuando estás expuesta a estrés psicológico por cualquier razón.


¿Cómo afecta tu humor?

No piensas igual.

Te vuelves hiper-reactora.

Como mencioné arriba, en una situación de estrés puntual se “pone al volante” la parte de tu cerebro de supervivencia, no la de análisis: en verdadero peligro no te detienes a pensar. Sí piensas más rápido pero no precisamente analizas, sino que reaccionas, puedes hacer cosas que jamás imaginaste hacer.


El estrés crónico puede resultar también en ansiedad, irritabilidad, hambre constante, cambios de humor o un humor gris y en miedo constante.

El desbalance ocurre en el HPA AXIS.


¿Cómo afecta tu azúcar en sangre?

De dos formas, principalmente:

  • Por la constante liberación de glucosa a tu torrente sanguíneo. Tanto en estrés puntual como en estrés crónico de bajo grado, tu hígado está preocupado porque tengas suficiente energía en caso de tener que huir o salir corriendo de una situación peligrosa.

Esa glucosa debe ser colocada en tus células por la insulina. Una constante liberación de glucosa al torrente sanguíneo, requiere de constante producción de insulina para colocarla en tus células.

Eventualmente puedes desarrollar una resistencia ala insulina hasta llegar a una diabetes tipo 2 al cabo de algunos años.

  • Por la inflamación sistémica que provoca un estrés permanente. Las citoquinas inflamatorias que se liberan a consecuencia del estrés interfieren con la comunicación de la hormona insulina y tus células.

Una inflamación sistémica crónica, a su vez, es causante de resistencia a la insulina y es el precursor de prácticamente todas las enfermedades crónico degenerativas modernas.

Los desbalances de azúcar en sangre son un verdadero problema para tus hormonas

El estrés es el primer dominó en la cascada de desórdenes hormonales que no sabes que traes.

La principales alteradas son las hormonas:

cortisol, insulina, tiroidea, y las sexuales empezando por la progesterona..

próximamente…


El estrés puntual no debería representar un problema siempre y cuando tu cuerpo tenga la capacidad de regresar a balance.

Aprende a manejar
el estrés y evita que arruine tu salud.

Guía Gratuita

La Medicina Funcional

“Medicina integral” un concepto descrito en los años 90, es una medicina personalizada que reafirma la importancia que tiene la relación entre el médico y el paciente.  Se enfoca en la persona como un todo. Está informada por evidencia , y utiliza diferentes acercamientos terapéuticos y disciplinas para apoyar el proceso de sanar y alcanzar salud.

La medicina funcional también se describió en los años noventa, por el Dr. Jeffrey Bland

El Dr. Bland es considerado el padre de la medicina funcional, es co-fundador del Instituto de Medicina Funcional en Estados Unidos (IFM por sus siglas en inglés), conocido y respetado internacionalmente.

En este artículo

  • Qué es Medicina Funcional
  • La diferencia con la Medicina Convencional o Alópata
  • Por qué puede representar el futuro de la salud

¿Qué es y cómo funciona?

La Medicina Funcional se enfoca en restaurar y lograr un funcionamiento óptimo de los principales sistemas biológicos del cuerpo.  En encontrar y resolver las causas de raíz de el o los síntomas, o en su caso el diagnóstico del paciente.  

El médico funcional trata al individuo como un todo y no en partes.   Se centra en la persona y no en el diagnóstico.

En la medicina convencional hay especialidades, en la medicina funcional no.  

La medicina funcional más bien reconoce la interacción entre los principales sistemas biológicos del cuerpo: cómo se afectan unos a otros.

Analiza y estudia los desbalances y procesos fisiológicos alterados, para recuperarlos desde un principio, en lugar de observar y esperar a que una enfermedad se pueda diagnosticar para medicar.

Es una medicina preventiva.

Se considera al individuo de forma integral:
mente, cuerpo y espíritu.

No se mitigan los síntomas si no que trata de encontrar la causa raíz del problema, cualquiera que este sea.

Aliviar los síntomas trae generalmente resultados temporales o bien, un des balance o efectos secundarios que con el tiempo se pueden traducir en otro tipo de problemas de salud.  

Sus herramientas principales son la nutrición,  pruebas de laboratorio muy específicas, (biomarcadores ) y un sistema diseñado para obtener y organizar información del paciente apuntando a llegar a la raíz del problema .

Da especial importancia a la alimentación y estilo de vida de la persona como parte de su tratamiento.

La medicina integral y funcional no son excluyentes una de la otra.  Muchos médicos funcionales recurren a diferentes disciplinas alternativas para apoyar el proceso de la persona.  LOS DOS SON ACERCAMIENTOS HÓLISTICOS o integrales.

Algunos médicos funcionales incluso la describen como una combinación entre medicina convencional, medicina tradicional  e investigación científica de vanguardia.  De vanguardia quiere decir actual.

Algunos médicos funcionales usan los términos funcional e integral de manera indistinta.

Es por qué, no qué

Cuando nos describieron este modelo en la escuela en la que estudié nutrición funcional, me fascinó.  Me hizo todo el sentido. Si te pones a pensar, es la manera que se practicaba la medicina hace muchos años..

Haber estudiado nutrición funcional me acercó como siempre había querido a saber cómo funciona mi cuerpo.. y en mi caso, por qué comer no me funcionaba, y llegar a la raíz de mis múltiples síntomas “misteriosos”.  En episodio 3 de mi Podcast te platico con detalle mi historia, que fue lo que me trajo aquí.

A mi me encanta la medicina. Siempre me ha gustado. Mi papá es médico y yo disfrutaba mucho sus explicaciones médicas a mis miles de preguntas.    El hoy tiene 84 años.. Y hay algo que él siempre dice: “NO hay enfermedades, sino enfermos…” No sé cuántos médicos hoy apliquen ese principio, si el modelo convencional hoy es más “ a pill for every ill” que se traduce: Una pastilla para cada enfermedad.  


No hay enfermedades sino enfermos… 

– Un médico de 84 años –

Él fue lector asiduo de la revista “El Selecciones”, que cuando yo era niña, era maravillosa. Yo me la robaba y me fascinaba leyendo una sección que no me acuerdo bien como se llamaba pero cada mes había un artículo con título como: “El cerebro de juan” o “La matriz de maría” ó “ El páncreas de Juan”… Era como entrar a un mundo fantástico.  

Ya en mi adultez, y después de someter a mi cuerpo a una serie de arbitrariedades en favor de un peso “cómodo”, empecé a no entender por qué me sentía como me sentía.

Justo lo que más me frustraba de los casos que llegué a visitar médicos era no ENTENDER NADA, salir con una prescripción o en el mejor de los casos, con un “no te está pasando nada”.

Yo nunca me he conformado con los “no se puede”, “así te tocó”, “es mala suerte”… me gusta saber COMO SÍ SE PUEDE.

Haber entrado a este mundo se convirtió en mi pasión por eso.  Porque descubrí cómo sí se puede comer sin que sea una eterna lucha, y cómo se puede comer para sentirme bien. Y me deshice de una resistencia a la insulina de la que yo no tenía idea.

Eso es lo que me atrapó.

Regresando a la medicina funcional…

¿El futuro de la salud?

Las enfermedades crónico degenerativas que nos aquejan hoy, NO están siendo resueltas, están siendo soportables solamente.

En el caso de la diabetes por ejemplo, es común que el médico convencional se espere a que los marcadores de glucosa en sangre entren dentro de los parámetros para poder diagnosticarla y prescribir el medicamento adecuado para controlarla… de por vida.

La medicina funcional en cambio, trata de encontrar la causa de ese desorden metabólico para regresarlo a balance a través de intervenciones principalmente de estilo de vida y alimentación para que la enfermedad esperada NO se manifieste nunca.

En Estados Unidos cada vez cobra más fuerza esta manera de practicar medicina, la medicina funcional. 

Hay muchos médicos con su respectiva especialidad que cuentan cómo es que se “convirtieron” a la medicina funcional.    

Esto quiere decir,  que en algún momento hicieron un alto en su práctica para dejar de prescribir medicamentos sin tratar de resolver el problema de raíz.  

Se apoyan más o solamente, dependiendo del caso, en suplementos (un suplemento es un nutriente adicional o nutracéutico que apoya de manera muy específica procesos biológicos). 

Eso no significa que estén en contra de los medicamentos, al contrario, muchas veces se utilizan como apoyo, en lo que le proceso de restauración se lleva a cabo.

Como dice el Dr. Bland en su libro: “The Disease Delusion” “El Engaño de la Enfermedad”:

Si bien la medicina convencional y sus increíbles avances han hecho que la expectativa de vida en últimas generaciones haya aumentado considerablemente, la realidad es que esos años más de vida hoy no se viven muy bien. 

– Dr. Jeffrey Bland –

Dice también, que el más grande problema es que la medicina convencional no está preparada para la epidemia de enfermedades modernas que se está enfrentando hoy. 

Aunque la medicina convencional es maravillosa para salvar vidas, para atender problemas puntuales como una herida, un ataque cardiaco o una emergencia, una cirugía de emergencia… Además de los avances que se han logrado para desarrollar medicamentos que pueden también salvar vidas, no está funcionando para enfermedades crónico-degenrativas. No van a la causa.  Dan alivio y la hacen más soportable. No curan.

Hace como un año, que estaba yo apoyando a una persona con Parkinson´s a través de la alimentación, buscando más literatura para apoyarme (en la escuela siempre nos recomendaban libros y entrevistas con expertos en el tema, dependiendo del sistema del cuerpo que se está estudiando); en mi búsqueda en la biblioteca, me encontré con un libro que se llama: “10 Terapias….”

No conocía al autor pero sonaba muy bueno para apoyarme.  Las terapias que ese libro describe son con medicamentos innovadores y soluciones increíbles… avances fascinantes para mejorar la calidad de vida del enfermo de Parkinson´s. Intervenciones quirúrgicas sin las que una persona no podría moverse…

Por otro lado, en una conferencia virtual que me recomendaron en la escuela de medicina funcional, nos hablaron de cómo se ha encontrado que el Parkinson´s se empieza a gestar décadas antes de que se manifieste y cómo está íntimamente ligado con estreñimiento crónico y la flora o microbiota intestinal de la persona, entre otros factores de estilo de vida.

Esto significa que se puede prevenir.

La medicina convencional está más enfocada en el diagnóstico y el remedio, que en general son medicamentos o cirugías, y la medicina funcional en prevenir, restaurar para en muchos casos revertir condiciones de salud que en el mundo de la medicina convencional se declaran como incurables y “para siempre”.

La medicina funcional ejerce con base en evidencia científica de vanguardia y quienes la practican, son médicos titulados con distintas especialidades.

Sólo de 1985 a 2010.. que no es nada si piensas en la cantidad de años que tiene el ser humano pisando esta tierra, los índices de personas diagnosticadas con diabetes tipo dos, enfermedades cardiovasculares, depresión, accidentes cerebro-vasculares o demencia de inicio temprano, han incrementado dramáticamente.  Enfermedades mentales, tumores cerebrales.  Problemas de osteoporosis, hormonales y de infertilidad se han convertido en conversaciones comunes.

Ha aumentado el número síndromes y condiciones que hace sólo 30 años no existían en la literatura médica.

Más alarmante aún, es la edad a la que este tipo de problemas se empiezan a presentar.  Hígado graso y colesterol alto y diabetes tipo dos en niños, una condición metabólica que hace sólo unas cuantas décadas se consideraba exclusiva de adultos… infartos en jóvenes de sólo 20 años.

Las herramientas

La Línea del Tiempo

La Matriz Funcional

Bio marcadores específicos

La epigenética

La nutrición como información

Suplementos y/o medicamentos

La comida es información

La medicina funcional utiliza la nutrición bajo el principio de que la comida es información para tus células.

Todo lo que tu ingieres, contiene información genética y química que tu cuerpo tiene que asimilar y descifrar para poder utilizar.

La medicina funcional también aplica los principios de la Epigénetica, una nueva rama de la ciencia que estudia cómo es que los genes se expresan o no, dependiendo del ambiente con el que las células se encuentren.  Tú no eres esclavo de tus genes.

No es simple energía o un montón de calorías.

La medicina funcional no es alterativa ni compite con la medicina convencional,
es un modelo de pensamiento.
Es un paradigma diferente,
una manera de acercarse a la persona que lo involucra y lo educa para ayudarle a crear salud y a alcanzar objetivos, en equipo.

Es un paradigma necesario.


“Getting healthy is a team sport”

Sandra Scheimbaum / The Funcional Medicine Academy



En este artículo

  • Qué es la insulina
  • Qué hace la insulina
  • Cómo ocurre la resistencia
  • Qué puedes hacer desde hoy

¿Qué es la insulina?

Tu cuerpo produce decenas de hormonas que se encargan de mantener a todos tus sistemas en balance. Tus hormonas son mensajeros químicos que están en constante comunicación para mantener un balance (homeostasis) en tu cuerpo. LA INSULINA ES UNA DE ELLAS.

Se produce en el páncreas como respuesta a la comida que ingieres para llevarla a tus células y alimentarlas.

La respuesta de tu cuerpo (de tus hormonas) es muy diferente dependiendo del tipo de nutriente que ingieres.

Los tipos de nutrientes

Los nutrientes “grandes” o los macronutrientes se dividen en tres grupos:

Proteínas, carbohidratos y grasa esencial.

Prácticamente todo lo que tú comes, excepto la grasa y la fibra, se convierte en glucosa para el proceso del metabolismo.

Las proteínas y los carbohidratos hacen que tu páncreas libere más insulina para su metabolización, en comparación con las grasas que apenas mueven la insulina.

A la glucosa medible en sangre también se le conoce como azúcar en sangre.

¿Qué hace la insulina?

Es la hormona que se encarga entre otras cosas, de “acompañar” a la glucosa presente en tu sangre y llevarla hasta tus células para alimentarlas. Imagina que es una especie de “Escort Service” o servicio de acompañamiento. Cuando llega a las células “toca la puerta” para que las células abran y esa glucosa entre.

Tus células producen energía a partir de lo que comes, y utilizan los diferentes componentes de lo que comiste como materia prima para producción, construcción y reparación permanentemente de los trillones de células que te forman.

¿A dónde se va la glucosa?

Parte la utilizas. Otra parte se almacena en tu hígado: Almacena cierta cantidad de glucosa en forma de glucógeno para liberarlo a tu sangre cuando no haya suficiente glucosa disponible en el torrente sanguíneo. Cuando pasas muchas horas sin comer, ese glucógeno es utilizado para que sigas “andando”.

Pero tu hígado tiene cierta capacidad de almacenamiento, no es infinito.

Tus células tienen también cierta capacidad de recibir glucosa.

Cuando hay glucosa sobrante, se guarda en tus células de grasa, que felices la reciben como combustible para utilizarse después.

Si sobra más, la insulina se las arregla para colocarla en otros tejidos, en especial músculos grandes e hígado.

Cuando tu dieta es abundante en carbohidratos refinados, la glucosa en sangre se eleva, y por lo tanto la insulina. Esa glucosa tiene que ser colocada en algún lugar, ya sea para utilizarse como energía inmediata, o para guardarse para después.

¿Cómo ocurre la resistencia?

Tus células tienen receptores de insulina y de todas las hormonas que tu cuerpo produce. Y pueden hacerse resistentes a cualquier hormona cuando hay demasiada en “el ambiente” ya sea porque tú la produces o por provenir de agentes externos.

La resistencia a la insulina ocurre cuando ya es demasiado. Toca a la puerta de tus células y éstas ya no le abren. Se resisten a la insistencia de la insulina, se resisten a recibir más glucosa.

Los carbohidratos refinados en especial (azúcar, pan, pastas, donas, galletas, harina de trigo en cualquiera de sus presentaciones o harinas refinadas de otros granos, son especialmente insulinogénicos. Es decir, hacen que produzcas más insulina para metabolizarlos comparados con las proteínas y las grasas.

Una alimentación alta en carbohidratos refinados, hace que tu páncreas produzca siempre insulina, ya que es la hormona encargada de “ver qué hacer” con esa glucosa. Y se las arregla. Y la coloca en donde se pueda (tejido graso, diferentes órganos, y músculos).

Por lo tanto, mientras el páncreas siga produciendo insulina, tus niveles de glucosa en sangre en exámenes de laboratorio podrían no mostrarse fuera de rango. Sin embargo, ese exceso de glucosa y de insulina están ya creando diferentes estragos en tu organismo.

Hígado graso, músculos grasos, daño a pequeños vasos sanguíneos (por eso la sensación de hormigueo), problemas en la visión, heridas que tardan en sanar, posible aumento de peso, y una inflamación sistémica que es precursora de todas las enfermedades crónicas modernas incluyendo las enfermedades cardiovasculares.


El hígado graso es consecuencia de un exesivo consumo de azúcares y carbohidratos refinados


Con el tiempo, los niveles de azúcar en sangre son imposibles de mantener en niveles “normales”. Tus células se resisten a recibir más glucosa, se resisten a los llamados de la insulina para colocarla en ellas. El páncreas produce más insulina para llevarla a donde se pueda. Se desarrolla hígado graso, músculos grasos, incluso páncreas graso.

Cuando el aporte de este tipo de carbohidratos refinados es constante, el páncreas se “cansa”, produce menos insulina, los niveles de azúcar en sangre permanecen elevados de forma crónica y se desarrolla diabetes
tipo 2.

Lo que tu comes, es lo que te construye, te da energía (o te la quita) y te renueva, cada segundo de tu existencia. La comida que ingieres es INFORMACIÓN que tu cuerpo tiene que descifrar, para poder asimilar y utilizar.

No es simple energía o un montón de calorías.

¿Eres tú resistente
a la insulina?

¿Qué puedes hacer desde hoy?

  • Disminuye o elimina de tu alimentación los carbohidratos refinados: los panes, pastas, harinas, azúcares y los productos empacados de tu alimentación.
  • Sustituye por carbohidratos naturales: abundantes vegetales de todo tipo, asegúrate de que sea lo que ocupe la mayor parte de tu plato.
  • Incluye proteínas de buena calidad y grasas que sólo existen en la naturaleza.
  • Cambia tus aceites para cocinar.

Existe una falsa creencia alrededor de la grasa saturada como culpable de distintas enfermedades como el hígado graso.

Si no has escuchado el Episodio 4 de mi Podcast, puedes ir ahí ahora. Te va a aclarar el tema de las grasas saturadas en la alimentación.

Se ha culpado a la grasa saturada por lo que el azúcar y las harinas han hecho a nuestro organismo.

Para saber cuáles son las mejores grasas y aceites para cocinar, descarga mi guía gratuita:

Los mejores aceites y grasas
para cocinar.

  • Aprende, aprende, aprende sobre tu cuerpo.
  • Mantente cerca de información de vanguardia. En estos días indispensable para tu bienestar.

¿Cómo vas a tomar el control de tu bienestar, si no sabes qué te está ocasionando el malestar?

-Chris m-

Otras razones por las que puedes desarrollar resistencia a la insulina

Estrés

¿Qué tiene que ver el estrés con la glucosa o la insulina?

Ve a este artículo.

¿Y qué es exactamente un HEALTH COACH?

A la Nutrición Holística también se le conoce como Nutrición Integral.

La palabra holsitico proviene del griego Holos, que significa todo, completo.

La Nutrición Holística o Integral, trata de un acercamiento a la persona como un todo y toma en cuenta diversos aspectos de su vida, no solamente la nutrición a partir de alimentos.

Parte del principio de que el ser humano es mente, cuerpo y espíritu.

En este artículo vas a encontrar una definición completa. Cómo te puede ayudar, y la diferencia entre un Health Coach, un nutriólogo, y entre un mentor y un consultor.

¿Qué es nutrición integral?

A la nutrición integral también se le llama nutrición holística 

LA PALABRA HOLISTICO VIENE DEL GRIEGO Holos,  QUE SIGNIFICA TODO.

LA NUTRICIÓN HOLISTICA O INTEGRAL, TRATA DE UN ACERCAMIENTO A LA PERSONA COMO UN TODO.

Qué es un health coach

La palabra coach, en ingles, quiere decir entrenador en español. La palabra y su origen nació por ahí de 1830 en la universidad de oxford como una palabra coloquial para llamar a un tutor que llevaba a un estudiante a través de un examen.  El concepto se identificó, y hasta la fecha, como un proceso que se utiliza para llevar a una persona desde donde está hacia donde quiere estar. 

Aunque , Por años sólo se asoció al deporte, y es que el coaching realmente tiene su origen en el deporte. Pero en los ochentas se dió gran valor al concepto para aplicarse a cualquier persona, en cualquier ámbito u ocupación, para llevarles a su máximo potencial.

Un asesor de salud es una autoridad de bienestar que ayuda a las personas a sentirse mejor a través de cambios individualizados de alimentos y estilo de vida que satisfacen sus necesidades y objetivos de bienestar únicos

Institute for Integrative Nutrition

Pueden brindar sus servicios en prácticas privadas de coaching, o sea uno a uno, o con coachings grupales.

La asesoría no trata de una dieta en particular o una filosofía de vida en particular.  En cambio, se centra en la bioindividualidad:  La idea de que todos somos diferentes y tenemos necesidades dietéticas, de estilo de vida, emocionales y físicas únicas.  Esto significa que no hay un enfoque único para la salud y el bienestar.

Es más una guía para ayudar a las personas descubrir cómo nutrirse para rescatar o descubrir la versión más saludable y feliz de sí mismos

También enfatizan la salud más allá del plato a medida que se acercan al bienestar a través de la alimentación PRIMARIA:

En el corazón del plan de estudios del Institute for Integrative Nutrition, la escuela en la que yo estudié, está el concepto de que hay áreas de tu vida que impactan tu salud tanto, o más que los alimentos que comes, a lo que se denomina ALIMENTACIÓN PRIMARIA: Tus relaciones, tu carrera, tu trabajo, tu espiritualidad y actividad física.

Los conceptos de bioindividualidad y alimentación primaria son entonces, los pilares del programa. 

Aunque, se enseñan decenas de teorías nutricionales que se exploran para poder adoptar un enfoque holístico y práctico. Dependiendo de quien se trate, habrá quienes estén completamente vinculados a ciertas filosofías alimentarias como ayurveda, veganismo o diferentes ideologías algunas con una base cultural fuerte. Así entonces, puede atender a cualquier persona, no importando sus creencias o preferencias culturales alrededor de la alimentación para en cada caso, potenciarlas a su favor.

Los Health Coaches ó asesores de salud pueden trabajar tanto  en consultorios médicos como de “brazo derecho” del médico, de la mano de un nutriólogo, desarrollar proyectos de bienestar, belleza, lanzar servicios de cocina o planes de comidas para empresas, escribir libros, dirigir capacitaciones corporativas enfocadas a bienestar y cambio de hábitos, desarrollar productos alimenticios de acuerdo a los valores que aprendieron.

El principal motor de la escuela es crear un efecto dominó no sólo a nivel local educando a su comunidad sobre lo que significa ser verdaderamente saludable sino mundial para crear un impacto positivo en el sistema de salud.

Como te he mencionado antes, las enfermedades crónico degenrativas están incrementado a gran velocidad.. son responsables de el 70% de las muertes, pero un mínimo porcentaje del dinero que se gasta en atención médica se destina a la prevención

Es justo aquí donde entran los Entrenadores de Salud ó Health Coaches.

Es la intención revolucionar el sistema de salud a través de dar la importancia que tiene a la la nutrición, la alimentación primaria, la escucha activa y las preguntas adecuadas, además del establecimiento de objetivos y otras técnicas que se enseñan en el Instituto para la Nutrición integral o Institute for Integrative Nutrition.

Se trata de llenar el espacio del que siempre hablo y te hablaré.

Las consultas médicas en promedio duran unos 10 minutos. Un asesor en salud te dedica 50 minutos por sesión dos veces al mes, variando según tus necesidades, tu avance y tus objetivos.

Uno de los espacios de los que te hablé en el episodio 1 de mi Podcast, es el espacio entre tú y tu médico, ese espacio vacío lo llenan los health coaches, y crean una sinergia con el médico para que las necesidades del paciente sean mejor atendidas y cubiertas.

En estados unidos los médicos PIDEN Health Coaches, aquí en méxico se están abriendo las puertas..  La Asociación de Health Coaches Unidos por México (AHCUM) está haciendo grandes esfuerzos por que se reconozca como la gran herramienta y el puente que puede crear entre el médico y el paciente.

Cada vez hay más médicos que reconocen el valor de la nutrición y otros factores de estilo de vida en la salud general. Esperemos que aquí en méxico esa estrategia sinérgica entre profesionales de la salud empiece a crecer.

Imagínate que saliendo de con tu médico se te asigne un health coach que te ayudará a cambiar lo necesario y a alimentarte como te sugiere de manera sostenible a largo plazo y deliciosa. Además de la mentoría y el cuidado. El simple hecho de que alguien te escuche libera estrés, y la conexión hace que liberes oxitocina, hormona de la confianza el vínculo y el amor. una de las enormes principales causas de las enfermedades crónicas modernas.

Además el Health Coach ayuda a la persona a obtener una perspectiva diferente, holística o integral de lo que puede estar afectando tu salud. 

Como dice chris kresser en su libro unconventional medicine:

“Necesitamos desesperadamente un nuevo acercamiento para el cuidado de la salud, que pueda address los retos que enfrentamos, y un ejército de profesionales de la salud, desde médicos, enfermeras, health coaches y nutriólogos, para abrazar este acercamiento y sanar al mundo, en un esfuerzo por crear un movimiento, hacer un impacto y cambiar vidas”

– Chris Kresser –

Chris Kresser, a través de su instituto, “Kresser Institute”, ha formado a cientos de profesionales en la salud como Health Coaches con los principios de la medicina funcional como base.

Entonces, como lo describe la escuela en donde estudié yo, el IIN, un Health Coach no es  tanto un nicho en el cuidado de la salud, es un más un movimiento para crear un cambio comprensible y sostenible en el bienestar de las personas.  Un poquito mas adelante te explico hasta donde llega el alcance de práctica de un health coach, antes quiero dejar más claro lo que significa ser un coach, y la diferencia entre un coach, un terapeuta y un mentor.

Ahora veamos de dónde viene el coaching del que estamos hablando. El coaching viene del mundo de la psicología, específicamente de la terapia humanística.

El terapeuta, ya sea psiquiatra ó psicólogo se enfocan mucho y depende de la corriente que manejen, en sanar el pasado, mientras que el coaching se trata más de potenciar el presente.  Entonces no depende de resolver temas pasados en su totalidad para poder avnzar.  Aunque muchas personas en definitiva, algunas personas necesitan un terapeuta.   Pero ese es tema a parte y un coach nunca podrá determinar si es necesario o no.  Hay muchos psicólogos que estudian life coaching para complementa su práctica, así también puede haber coaches de vida o life coaches capacitados para tomar el caso completo, no es tema de este artículo.  

En el caso de profesionales de salud, estudiar health coaching también resulta en una poderosa herramienta para complementar su práctica.  

Hay, enfermeras, psicólogos, entrenadores deportivos y muchos nutriólogos dentro del alumnado regular del IIN. Además claro, de personas comunes que quieren aplicarlo a su vida.

Cada vez más médicos especialmente enfocados en medicina funcional como la Dra. Sandra Scheinbaum, fundadora y directora de la Functional Medicine Coaching Academy, psicóloga clínica y experta en mezclar medicina mente cuerpo con psicología positiva… y una de mis personas preferidas en este modelo de atención quien cada año

también forma a cientos de Health Coaches bajo la lente de la Medicina Funcional

Ella describe el coaching con estas palabras:

El coaching es un acercamiento centrado en la persona, lo que significa que tú no tienes una agenda como terapeuta, más bien tu vas hacia donde el cliente quiere ir. Lo apoyas y lo validas.

– Sandra Scheinbaum –

Explica que el coaching nace de los primero trabajos en terapia psicológica humanista. Para personas que no tenían ningún tipo de diagnóstico y no necesitaban psicoterapia si no guía y apoyo para decisiones de vida. De ahí, nace el life coaching.  El life coaching realmente se le atribuye a Thomas Leonard, un financiero americano, quien lo desarrolló como una profesión en los 80s, pero hasta los noventas empezó a ser popular.

Y de este acercamiento nace el Health and Wellness Coach o Asesor en Salud y Bienestar.

El coaching es acompañar al cliente en su camino, emprender juntos un camino con un objetivo a alcanzar..

¿Qué quiere decir?  Mientras que un médico te puede prescribir una serie de recomendaciones como “comer saludable”, hacer ejercicio o bajar de peso según del diagnóstico, un health coach te dirá CÓMO hacerlo, acompañándote en el camino, dándote herramientas prácticas para el día a día y tomando en cuenta todo lo que sucede alrededor de tu vida. No nada más la alimentación o el movimiento. 

Entonces, como lo describen en medicina funcional un Health Coach es como el catalizador para que los cambios se logren de manera sostenible.  

El coaching es un enfoque en el que te estás asociando con alguien para llevarlos de donde están hacia donde quieren estar.  Y ellos (los clientes), deciden en donde quieren estar y por dónde empezar.  Ahí la guía y el asesoramiento son clave.

 Un health coach puede usar los principios de la psicología positiva  La psicología positiva es un acercamiento también relativamente nuevo, empezó con el psicólogo Martin Seligmann quien propuso que era tiempo para que los psicólogos empezaran a enfocarse en lo que esta bien con la persona en lugar de lo que está mal

También puede invitar al cliente a  evaluar. Se enfoca en encontrar sus fuertes.  como me gusta decir a mi en COMO SÍ , en lugar de como no.   O sea, en encontrar cómo la gente SÍ puede prosperar , centrándose en lo mejor de ellos.

Entonces, se usa psicología positiva PERO también hábitos.  Una sin la otra difícilmente logran algo, se necesita una sinergia entre las dos, y el Health Coach echa mano de las dos, pero. ese es tema de otro episodio completo.  o sea como pensar positivo no es suficiente.

Que NO debería de hacer un Health Coach que sólo cuente con esa certificación, de acuerdo a los principios y valores del IIN, Institute for Integrative Nutrition:

Diagnosticar u ofrecer tratar alguna condición médica, no importa de cuál se trate.

Trabajar con un cliente que tenga una condición médica sin que la persona tenga contacto permanente con su médico.

Crear planes de alimentación específicamente para tratar o curar una condición médica.

Un health coach siempre debe puntualizar la importancia de la relación de su cliente con su médico.

Trabajar con menores de edad sin autorización de un adulto responsable de el.

No recomendar dietas extremas o detoxes extremos.

No recomendar ejercicio extenuante sin consultar al médico.

No recomendar cambiar de religión o un divorcio.

De acuerdo a los valores de la escuela, las recomendaciones se deben hacer  enfocándose en que la persona encuentre las respuestas a través de lo que se llaman preguntas de alto kilometraje o preguntas abiertas.  Así es más una forma en que la persona conecta consigo misma para atender áreas de su vida como la espiritualidad, el trabajo,  y su vida en general para encontrar formas de hacer posible que prospere.

En cuestiones de salud, se debe remitir con el profesional adecuado para resolver conflictos específicos o condiciones de salud. O, en su caso, sí se puede sugerir pedir una segunda opinión médica en caso de que EL CLIENTE se sienta inseguro.

Se puede sugerir prácticas espirituales en sus varias formas, hobbies, invitar a reflexionar sobre su vida para que ellos en su momento puedan considerar los cambios o posibles adiciones en su vida que puedan hacer para ser más felices.

En cuanto a la alimentación, el enfoque es partiendo de un concepto que se llama crowd out, que es como “empujar” poco a poco para echar fuera lo que no está sirviendo A TRAVÉS de ir agregando alimentos que sí les sirvan y explicando la ciencia detrás.

Puede recomendar super alimentos,  y algunos suplementos minerales. aunque aun ahí es necesario ir de la mano con el médico especialmente si tienen alguna condición de salud.

Y no deben llamarse nutriólogos o dietistas.

El health coach te empodera, te ayuda a andar el camino, te apoya y te acompaña.  Además de darte muchísimas herramientas para lograrlo.

A mí me gusta definirlo como:
Un Health Coach es quien te ayuda a llevarte todo “a casa”, y ponerlo en práctica.

Eso es nutrición integral. Lo bonito de eso es que lo que la gente aprende durante sus sesiones, puede llevarlo a otras áreas de su vida.  Es una estrategia para balancear y para promover bienestar. 

Es la comprensión de la complejidad y la completitud del ser humano, y del hecho de que la alimentación NO se limita  a lo que comes.  Tu alimentación es también lo que piensas y haces cada dia-que afecta tu metabolismo de maneras que hoy ya no están a discusión.  Para saber más sobre tu metabolismo, entenderlo por fin, y aprender a comer para siempre, toma mi Masterclase:

Tu guía definitiva para deshacerte de las dietas para bajar de peso, para siempre.

Esta descripción está basada en los principios y valores de la escuela en la que yo estudié, el IIN, que es la más reconocida a nivel mundial, siempre a la vanguardia y con maestros y ponentes de gran renombre.

Muchos ex-alumnos han logrado un enorme impacto en el mundo del bienestar.  Desde quienes ha enfrentado a gigantes de la industria alimentaria y han logrado que se eliminen ciertos ingredientes de la comida procesada, quienes han escrito libros según su particular reto de salud, hasta quienes han abierto a su vez escuelas e institutos para educar y preparar a otros con estas herramientas.  

Es una puerta padrísima para descubrir, además, tu pasión. Así fué para mi.

Si te interesa puedes investigar en internet buscando las mejores escuelas para certificarte como health coach .

Para saber más sobre el Institute for Integrative Nutrition, IIN ve a este enlace:

Necesitamos un ejército de personas con un mismo enfoque, que hablen un mismo lenguaje y que estén dispuestos a crear una sinergía a tu favor, a favor de tu bienestar de manera comprensible y sostenible.  Reunir fuerzas con lo mejor de cada profesión, disciplina o mentor del que puedas hacerte.

Mentor

Un mentor generalmente se define (aunque no siempre) como alguien capacitado específicamente en el área donde el cliente necesita dirección y asesoramiento. Alguien que ya pasó por ahí ; que  te guiará por un camino ya recorrido.

Consultor

La descripción que te dí es exclusiva para un healthcoach. Pero Hay muchos health coaches que tienen en su haber mas estudios.  Esa es una certificación muy rica que da una amplia variedad de temas en los qué especializarse. Te da herramientas para trabajar de manera integral. o sea Todos se tocan pero en ninguno te especializan.  Es por eso que al principio te decía que muchos se especializan a través de estudiar más sobre el tema que más les haya apasionado  y  muchas veces,  a partir de una historia personal para poder ayudar a otros que pasen por ahí.

 A mí en particular, me atraparon los temas que se tocaron con la ciencia detrás de la fisiología humana. Y como te platiqué en el episodio uno de mi Podcast, y luego en el dos mi historia, yo estaba en una búsqueda de respuestas a mis líos con la comida y síntomas que no entendía de dónde venían, entonces en cuanto terminé esa , empecé a estudiar nutrición funcional que está más enfocada a cuestiones de salud y en encontrar las causas raíz.
Es nutrición bajo la lente de la medicina funcional. Y a diferencia de un Health Coach, se nos confiere la capacidad de elaborar planes de alimentación puntuales según el caso, y la persona.

Después me especialicé en resistencia a la insulina. Una condición con la que viví por años y no tenía la menor idea. .  Eso se convirtió en mi última pasión.

HOy se estima que más del 65% de la población mundial vive con resistencia a la insulina y no lo sabe.  

¿Sabes qué síntomas pueden deberse a una resistencia a la insulina?

Averígualo con este sencillo cuestionario.

No es una moda, no es una corriente filosófica ni una oposición.

Es un cambio de paradigma en el que el objetivo principal es encontrar la causa o causas del malestar de la persona desde las raíces, considerando al terreno como la vía fértil o árida el principal mediador para expresar síntomas de bienestar o malestar.

Ese terreno es el ambiente interno de tu cuerpo.

Tu bienestar es un reflejo de lo que tu cuerpo puede hacer con lo que le das, o no le das, todos los días.

En este artículo

  • Qué es
  • Cómo funciona
  • Por qué es útil para las condiciones de salud modernas
  • Qué herramientas se utilizan


La Nutrición Funcional está a la vanguardia en temas de bienestar como una poderosa herramienta para promover salud, un acercamiento muy diferente hacia las enfermedades crónicas modernas.

– Andrea Nakayama –

Yo nunca veo la tele, pero hace un par de meses me invitó uno de mis hijos a ver un episodio de una serie de un famoso detective.  Como a medio episodio, el detective en cuestión dijo algo que me pareció la descripción perfecta de lo que hace un Nutriólogo Funcional con fundamentos de Medicina Funcional.

Escribí las palabras exactas que usó para explicar cómo se resuelve un caso.

Fueron estas:

“…Y se usa la sólida cadena de razonamientos de la causa a la consecuencia que revela paso a paso, la solución”.

Te cuento esto porque ese exactamente es el principio de la nutrición funcional, de ahí el click que me hizo.
Y claro, el comentario de mi hijo fue algo así como: “Mamá no se cómo le haces para relacionar todo con tu tema…”

¿Qué es?

Fundamentada en los principios de la Medicina Funcional, es una forma de atención a condiciones de salud en la que se utiliza la alimentación como la principal herramienta, y con un acercamiento a la persona de forma integral, es decir, se toma en cuenta todo alrededor de ella: El ambiente interno y el ambiente externo tanto físico como emocional.

La Nutrición Funcional es un modelo de cuidado enfocado en crear salud a través de restaurar las funciones fisiológicas del cuerpo en el que se toman en cuenta los síntomas como pistas de las diferentes formas en las que tu cuerpo no está funcionando como debería. 

En sencillas palabras, se trata de encontrar por qué no funcionas bien, o por qué tu cuerpo está funcionando ASI.

¿Cómo funciona?

Trata  la ciencia detrás de tu única fisiología. LA FISIOLOGIA, es la parte de LA BIOLOGÍA QUE ESTUDIA LOS ORGANOS DE LOS SERES VIVOS Y SU FUNCIONAMIENTO.

Tu fisiología, tomando en cuenta el modelo funcional, es cómo funcionan tus órganos y tejidos en conjunto con lo que comes, piensas y haces. 


Tus órganos y tejidos no son de plástico, funcionan en un ambiente interno que está permanentemente siendo afectado por lo que ingieres y por lo que piensas, y por lo que haces.

En Nutrición Funcional no se diagnostica, ni se prescribe.   Se evalúa, se recomienda y se lleva un registro.

Se reúne información durante el camino. Es como ir quitando la paja, lo que estorba, para definir poco a poco el camino a seguir.

Trata de encontrar la causa o causas raíz del malestar.

Se toma en cuenta TODO lo que sucede alrededor de la persona… entonces ese registro sirve para poco a poco descifrando cómo es que la comida se encuentra con ESA PERSONA y cómo tu estilo de vida puede impactarla.

El registro es indispensable porque, a través de esa observación se pueden ó deben hacer ciertas sugerencias o cambios durante el camino.

La nutrición funcional toma en cuenta uno de los principios fundamentales  de la medicina funcional:

La Comida es Información 

Lo que tu comes, es lo que te construye, lo que te forma. Tus trillones de células se están reparando y regenerando constantemente, se calcula que unas 300 millones de células mueren en tu cuerpo cada minuto y que cada día produces unos 300 billones de células nuevas.  Eso que comes, contiene información genética y química que tu cuerpo tiene que descifrar y asimilar para poder utilizar  (o desechar) los nutrientes (o basura) que le des. No importa si es un pedazo de papel, una rama de apio, un plato de pasta con carne o un pastelito empaquetado.  

Cada célula de tu cuerpo funciona a partir y de acuerdo a la materia prima que tú le das.

Entonces lo que comes sí importa, cuando se trata de darle a tu cuerpo la información correcta para sanar y prosperar.

La bio-individualidad

Tomamos también en cuenta la bio-individualidad: Cómo es que la alimentación funcionará a ESA persona.  Todos somos biológica y genéticamente únicos. 

No hay uni-tallas. No hay una dieta para todos. 

Aún con una condición específica aparentemente igual en dos individuos, los protocolos difícilmente se aplican igual.  Es un acercamiento totalmente individualizado.

La nutrición funcional trata de hacer un trabajo cuidadoso de investigación alrededor de la persona.  Cómo es que su estilo de vida, ambiente, su historia, incluso cultura y creencias,  pueden estar impactando su metabolismo y en consecuencia, su salud.

La bio individualidad se puede  definir parafraseando al poeta Lucreitus

“Lo que para uno puede ser bueno, para otro puede ser veneno” ….

– Lucreitus –

En todos los sentidos. Eso es bio-individualidad.

Y con una frase que aprendí durante mis estudios de nutrición funcional:

Un paciente, sin una historia, es sólo un montón de síntomas.

Decimos los nutriólogos funcionales.

Un acercamiento a condiciones de salud modernas

Reconocemos que todas las condiciones de salud que abundan hoy, las enfermedades modernas del tipo crónico degenerativo, son MULTIFACTORIALES, es decir, ocasionadas ó disparadas por una multitud de factores o causas, no sólo una, aun cuando existan causas principales.

Si bien puede haber protocolos básicos que pueden beneficiar a muchos de inicio,  conocer a la persona es parte del trabajo del nutriólogo funcional, porque cada persona es un universo y la respuesta a las recomendaciones puede variar considerablemente de una persona a otra.

Muchas personas llegan con un conjunto de síntomas que no se han podido encuadrar dentro de ningún diagnóstico específico y sólo se están aliviando los síntomas con remedios o en su caso, medicamentos.  Y aunque muchas veces son útiles, no se está resolviendo, ni llegando a la raíz del problema.  Ese trabajo de investigación, es para averiguar la causa o las causas raíz de ese conjunto de síntomas. 

No es acercarse al diagnóstico, si no trabajar en optimizar el terreno en el que ese diagnóstico finalmente se dió.

Es el terreno lo que importa

Estudiamos los 7 principales SISTEMAS del cuerpo. Cómo están interconectados con el ambiente y la mente.

Los 7 principales sistemas biológicos del cuerpo que estudiamos son


El sistema digestivo
El sistema nervioso
El sistema urinario
El sistema cardiovascular
El sistema inmune
El sistema reproductivo
El sistema endócrino

Todos estos sistemas están interconectados y se afectan unos a otros constantemente por lo que comes, piensas y haces, todos los días.

La salud empieza en el intestino

Un principio básico en nutrición funcional  para poder “des-mantelar” la condición o malestar en cuestión, es el principio “Somos lo que Digerimos”. Si bien el dicho “Somos lo que Comemos” tiene mucho de verdad (aunque yo agregaría que comemos lo que somos pero ese es tema para otro artículo),

en nutrición funcional partimos del sistema digestivo como el pilar que sostiene a todos los demás sistemas del cuerpo. 

Dicho esto, somos lo que nuestro sistema digestivo es capaz de digerir , absorber y asimilar. Cómo lo digieres y asimilas es clave. 

Un sistema digestivo deficiente o comprometido trae como consecuencia una multitud de condiciones de salud.
Y no hará gran diferencia si comes lo más saludable posible o tomas los suplementos más caros. 

Quizás haz escuchado últimamente: “Todas las enfermedades empiezan en el intestino”, frase que se le atribuye a Hipócrates, considerado padre de la medicina moderna hace miles de años. Hoy se está regresando a ese principio en el mundo de la medicina funcional y la nutrición funcional.

Y no es que literalmente empiece ahí, pero la ciencia de investigación comprueba una y otra vez que muchas de las enfermedades metabólicas, auto inmunes y cognitivas que nos aquejan hoy, efectivamente inician non problemas o desbalances gastro intestinales.

 Es un hecho que apenas en los últimos 10 a 15 años, la ciencia ha sido capaz de soportar ese principio con evidencia científica sólida.

Las herramientas

Usamos dos herramientas principales:

“La Línea del Tiempo”
“La Matriz De Nutrición Funcional”

Herramientas adaptadas del Instituto de Medicina Funcional (IFM por sus siglas en inglés).  


“La Línea del Tiempo” es la historia completa de salud de la persona.

“La Matriz de Nutrición Funcional” es un mapa de recomendaciones que se hacen a la persona según su único caso.

Entre otras herramientas que nos permiten llevar un registro del progreso para ajustar y/o modificar recomendaciones.

Siempre bajo la premisa de que el médico es quien toma las grandes decisiones. Nunca se va a recomendar lo contrario. De hecho, lo ideal es trabajar de la mano del médico.  

En Estados Unidos existe un modelo en el que el médico funcional tiene a su nutriólogo funcional o consultor  en nutrición funcional, quien construye un puente entre el médico y el paciente y hace la labor de acompañar,  educar, sugerir o modificar, y dar seguimiento a las recomendaciones.

Muchos expertos en nutrición funcional también trabajan solos.

Mi recomendación siempre será que consultes a tu médico.

Resúmen y conclusiones

La Nutrición Funcional es una acercamiento al cuidado de la persona que ha dado grandes resultados a muchos de los problemas de salud y bienestar que nos aquejan hoy. 

No sólo apoya si no que también educa al paciente para entender qué está pasando ahí adentro y cómo y POR QUÉ un cambio en su alimentación y estilo de vida pueden modificar y enriquecer ese terreno del que te hablé al principio.

Es el principal objetivo para alcanzar bienestar y promover salud.

La nutrición funcional está fundamentada en los principios de la medicina funcional, basada en ciencia reciente y en un conocimiento de los 7 principales sistemas del cuerpo y su interacción con el ambiente, la historia de la persona, la persona como un todo, su mente y la alimentación, como UNA SINERGIA.
Trata de ir a la causa raíz del problema, utilizando la alimentación como la principal herramienta, sin dejar de lado la complejidad y la completitud del ser humano.

Es ciencia y es arte.

Yo tengo la absoluta convicción de que ese acercamiento funciona. Y que
a través de conocer cómo funciona tu cuerpo, por qué, cómo y con qué reacciona como lo hace, puedes lograr mucho más que seguir recomendaciones a ciegas.

Siempre consulta a tu médico.

Para saber más acerca de la medicina funcional, ve a este artículo.


Los síntomas se manifiestan por un desbalance en tus sistemas.

¿Qué son los síntomas?


En este artículo

  • Tus genes no son tu destino
  • Es el terreno lo que importa

¿Cómo te sientes hoy? ¿Cómo te sientes desde hace meses? ¿Años?

Tu salud no es el resultado necesariamente de tu herencia o tus genes.

Tampoco depende de que la buena suerte se pose sobre ti.

La salud es un continuo, no es blanco o negro.

Tu genética es inevitable pero no es una sentencia

En estos tiempos en los que la sabiduría convencional está en crisis, en los que se sabe que más que nunca sobre biología celular y los procesos metabólicos del cuerpo humano, no está ni por asomo en discusión que tu alimentación es el pilar de tu salud.

Sin embargo, tu bienestar y salud y la expresión de tus genes, NO dependen sólo de la comida que ingieres.

Es resultado de la interacción entre tus células y el ambiente externo en el que tu cuerpo vive.

La epigenética

La Epigenética

Algunos biólogos le llaman “La Nueva Biología”.

Podrás ver lo que hoy entiendes sobre tu cuerpo, tu alimentación, tu bienestar y salud desde una nueva perspectiva.